Encantos Andinos: El grupo en honor al gran charanguista Jaime Guardia

La química musical y personal entre Pepita García Miró y el maestro Jaime Guardia resalta de inmediato. Ella lo saluda con respeto, admiración y cariño, y él la trata con el amor que un padre le tiene a sus hijos.

El maestro tiene un charango a la mano y no se cansa de hacer algunos punteos. Pepita lo mira, lo admira y se nota que quiere cantar, seguir la melodía del charango. Entonces, para hacer que la magia sea realidad, le pedimos a ambos que cantasen algo mientras les hacemos las fotos. Pepita, respetuosa, dice: “Maestro, ¿un huainito”?, y la respuesta la da el charango de Guardia.